El día de ayer nos acompañaron en la iglesia Zambrano Nadia King y Aniska Taylor, dos amigas de Bahamas que tienen una voz talentosa. Mi esposa, Nancy, las grabó mientras cantaban y la gente fue bendecida con estos cantos. Al final del servicio, varios hermanos y hermanas les agradecieron personalmente los cantos, y lo que mas me gusta a mi es que ellas saben que son solo instrumentos, todo es de Dios. Mil gracias.

Disculpen el piano algo desafinado, y la falla en el sonido al principio y mis errores jiji.

Es increíble como puede arreglar Nadia una canción relativamente sencilla, me encantó… espero que ustedes lo disfruten también.